Imágenes

..::CAE PRODUCCION VINO FRANCIA 2017::..
click en la imagen para agrandar

Datos de la noticia

Fecha: Sábado, 26 de Agosto de 2017

CAE PRODUCCION VINO FRANCIA 2017

Noticia completa

Este año el hielo y el granizo han causado estragos en las regiones vitivinícolas francesas; así, las primeras estimaciones pronostican una caída del 17% en la producción de vino con respecto a 2016.

Según las primeras estimaciones, que publicó a finales de julio el departamento de estadística del Ministerio de Agricultura francés basándose en datos recopilados a mediados de julio, Francia recolectará tan sólo entre 37 y 38,2 millones de hectolitros este año. Si se confirman estas cifras, esto supondría un mínimo histórico para un país que alterna las posiciones de primer o segundo productor vitivinícola del mundo. Francia podría incluso perder la segunda posición este año, la cual ocuparía España, que en la actualidad prevé sólo una ligera reducción de la producción con respecto al año anterior. Las autoridades francesas han advertido que estas estimaciones puede que, posteriormente, tengan que revisarse a la baja, debido a las diferencias en el alcance de los daños de cada región y también a la disminución de recursos hídricos en regiones como Alsacia, el Sudeste francés y Córcega.

La mayoría de las regiones vitivinícolas francesas se vieron seriamente afectadas por las heladas durante la primavera, en un momento delicado para el crecimiento de los pámpanos. Las mayores pérdidas se prevén en el Sudeste francés, en concreto Burdeos, la zona de Charente, el Jura y Alsacia. Burdeos, que por lo general produce entre cinco y seis millones de hectolitros de vino al año, será la región que cause mayor repercusión en el volumen total de vino con una producción estimada de unos 3,26 millones de hectolitros este año (-51%). Asimismo, Charente y Alsacia perderán un importante porcentaje de su cosecha (-30%), al igual que podría sucederle al Jura (-57%), aunque desde bases más pequeñas. Otras regiones sufrieron las consecuencias del granizo: Borgoña-Beaujolais, el Sudoeste francés (-18%), Languedoc (-6%) y el Sudeste (-10%), pero no todas ellas registran una disminución del volumen total. Borgoña-Beaujolais espera obtener una cosecha un 14% mayor que el año anterior, y el Valle del Loira prevé un aumento del 7%, aunque esto se debe principalmente a las graves pérdidas en 2016. Se produjeron estragos en algunas zonas alrededor del Mediterráneo, lo cual afectó sobre todo a la garnacha, a pesar de que, por lo general, la presión de las enfermedades es más reducida con un clima cálido y seco. De hecho, una primavera y un inicio de verano cálidos y secos aceleraron el proceso de maduración, por lo que, hoy en día, y dependiendo de las regiones, el ciclo fenológico tiene entre unos 10 y 20 días de adelanto sobre el ciclo normal.

Si se confirman estas estimaciones o si más adelante se revisasen a la baja debido a la escasez de agua, este año Francia tendría una producción de vino aún menor que en 1991, el año en el que las heladas devastaron sus viñedos.

Sharon Nagel

Periodista y traductora independiente; Sharon Nagel dedicó 25 años a escribir para la revista francesa ‘La Journée Vinicole’ y ahora escribe para 'Vitisphere'. Juez en varias competiciones internacionales de vino, también coordina el comité de dirección de Sauvignon blanc y ha colaborado en varios libros.